Noticias

Diálogos entre Metodología Comunicativa Crítica y Comunidades de Aprendizaje

06/11/2018

Diálogos entre Metodología Comunicativa Crítica y Comunidades de Aprendizaje

En entrevista, el profesor e investigador del CREA, Aitor Gómez, analiza los impactos de trabajos científicos y educativos fundamentados desde el Diálogo Igualitario

El fracaso escolar es un camino casi inevitable hacia la exclusión social. Pero tan sólo la universalización del acceso a la Educación Básica no garantiza la deseada inclusión educativa. Buscar las prácticas educativas capaces de mejorar el aprendizaje y promover, de hecho, esa inclusión es uno de los objetivos perseguidos por Aitor Gómez en su trabajo como investigador del Centro Especial de Investigación en Teorías y Prácticas Superadoras de Desigualdades  (CREA) de la Universidad de Barcelona.

Gómez, que es también profesor de la Universidad Rovira i Virgili, participó en las últimas décadas de investigaciones internacionales – como Workaló e Includ-Ed – y coordinó recientemente la investigación Edufam, que identificó las características y el impacto de programas de Formación de Familiares dirigidos a las familias vulnerables y impulsados por escuelas que tomaron para sí el reto de superar el fracaso educativo y revertir los bajos índices de aprendizaje.

Los tres estudios tienen como base la Metodología Comunicativa Crítica (MCC), una concepción del modo de hacer ciencia que se dirige no sólo a la producción de diagnósticos sobre la realidad, sino que busca la transformación social a través de la combinación de conocimiento científico y la voz de personas comunes.

“Yo no voy hacer un trabajo de campo para saber en qué consiste el fracaso escolar. Voy a ver lo que puedo hacer con mi investigación para intentar combatir el fracaso escolar”, afirmó el investigador durante una formación dirigida a los equipos de Comunidades de Aprendizaje (CdeA) actuantes en América Latina, organizada en agosto de 2018 por el Instituto Natura.

Mire el video de la formación:

 

Desde la perspectiva de la MCC, el conocimiento es resultado de un diálogo que incorpora los saberes y puntos de vista de toda la comunidad. Así como sucede en las Tertulias Literarias Dialógicas fomentadas en las escuelas de CdeA, la metodología comunicativa crece rompiendo con elitismos y promoviendo "la fuerza de los argumentos y no el argumento de la fuerza".

"El conocimiento no es en ningún caso patrimonio de especialistas", señala Goméz, para quien la mejor manera de ampliar nuestro conocimiento es trabajar conjuntamente, compartiendo de forma solidaria nuestros saberes y formas de hacer.

En entrevista al portal de CdeA, Goméz habló sobre los impactos sociales, políticos y científicos identificados por la Metodología Comunicativa Crítica en Comunidades de Aprendizaje españolas y sobre la importancia de ampliar las voces participantes en los procesos de producción del conocimiento. Lea la entrevista completa a continuación.

Portal de CdeA - Durante la formación usted dijo que el objetivo de la Metodología Comunicativa Crítica (MCC) no es sólo la producción de diagnósticos sobre la realidad, sino la construcción colectiva de impactos sociales, políticos y científicos. Hay, por lo tanto, un cambio de perspectiva, pero también un cambio importante de postura del investigador. ¿Cuáles son los principales aspectos de esta perspectiva y de esta postura propuesta por la MCC?

Aitor Gómez, investigador del CREA

Aitor Gómez - Desde CREA siempre hemos trabajado teniendo en cuenta como podíamos incidir positivamente en la ciudadanía con nuestras investigaciones, y para ello, la utilización de Metodología Comunicativa Crítica (MCC) siempre ha sido clave. La interpretación colectiva de la realidad llevada a cabo entre personal investigador y no investigador bajo una orientación comunicativa se dirige no solo a la producción de diagnósticos sobre la realidad, sino a la transformación de esa realidad.

El impacto científico, político y social que está siendo demandado hoy en día por parte de instituciones de todo el mundo, ya venía siendo conseguido a través de investigaciones que llevamos a cabo a finales de los años 90 e inicios del siglo XXI que utilizaban Metodología Comunicativa. El ejemplo más claro de investigación que tuvo un elevado impacto científico, político y social fue Workaló. A través de ella se publicaron artículos en revistas de alto impacto científico, se logró el reconocimiento del pueblo gitano por parte del Parlamento Europeo, español y catalán (impacto político) y como resultado de incluir los principales resultados de la investigación en el Plan Integral del Pueblo Gitano (impacto político) se están logrando importantes mejoras educativas, laborales y sociales para las personas gitanas (impacto social).

La Metodología Comunicativa, al partir de los requerimientos de una sociedad cada vez más dialógica y haberse construido con profundos debates teóricos con los principales autores de ciencias sociales, ha respondido a la perfección a los nuevos requerimientos de impacto social.

Portal de CdeA - La concepción del Aprendizaje Dialógico trae al universo de la Educación, de la escuela y del aula principios que la Metodología Comunicativa establece para la investigación científica. El Diálogo Igualitario es uno de ellos. ¿Cuáles son las principales similitudes que usted identifica entre la MCC y la propuesta de CdeA? ¿Qué elementos comparten?

Aitor Gómez - La concepción del Aprendizaje Dialógico se aplica en Educación al igual que la Metodología Comunicativa es aplicada en proyectos de investigación. El punto de partida en ambos casos es común: responder con éxito al giro dialógico en nuestras sociedades.

La MCC sigue una serie de postulados que le confieren ese carácter de transformación que le caracteriza. Entre esos postulados se encuentra el romper con el desnivel metodológicamente relevante, es decir, romper con las diferencias de sujeto y objeto en la investigación. Se potencia la racionalidad comunicativa y el sentido común y crítico de las personas participantes y para ello es básico y fundamental partir de un Diálogo Igualitario entre todas las personas participantes.

A parte del Diálogo Igualitario, también comparten el énfasis en que las personas participen en todo momento, ya que es la base de su éxito. En el caso de la MCC se asegura aplicando la organización comunicativa de la investigación y en Comunidades de Aprendizaje a partir de una organización democrática de las escuelas, donde destacan las comisiones mixtas de trabajo, ya que en ellas se ven representadas todas las personas de la comunidad.

Portal de CdeA - ¿Qué beneficios el Diálogo Igualitario puede traer al campo de la Educación?

Aitor Gómez - El Diálogo Igualitario debería ser la base de las actuaciones educativas que quieran tener éxito hoy en día. Nos encontramos en sociedades cada vez más dialógicas y desde la educación debemos dar respuesta a ese factor. El Diálogo Igualitario por ello debe ir directamente relacionado con la acción, tal y como Freire teorizó y practicó, se trata de aplicar acción dialógica para transformar la Educación y con ella el mundo.

El Diálogo Igualitario debe ir siempre ligado al aprendizaje instrumental. Se trata de conseguir los mejores resultados educativos para todo el alumnado y ciertamente en ese punto el Diálogo Igualitario debe ir de la mano de otros principios como son la Solidaridad o la Creación de Sentido si queremos contribuir a mejorar la Educación.

Portal de CdeA - En la formación usted dijo también que no puede considerarse experto aquel que no dialoga con el mundo de la vida. Pensando la Educación del siglo XXI, ¿podemos considerar como educador a alguien que no dialoga de forma igualitaria con sus alumnos o con la comunidad? ¿Quien no dialoga logra cumplir su papel de educador?

Aitor Gómez - En el siglo XXI, si queremos mejorar nuestras sociedades a través de la Educación, debemos partir de concepciones duales de la realidad, donde analicemos por igual sistema y mundo de la vida. Las personas expertas (o que mejor dicho van de expertas) que no tienen en cuenta el mundo de la vida y basan sus análisis en lo que creen acertado sin contar con la voz de las personas participantes, y muy especialmente de aquellas tradicionalmente más excluidas, llegan a análisis alejados de la realidad y en muchas ocasiones reproducen las desigualdades existentes.

Desgraciadamente, hay educadores y educadoras que no potencian ese Diálogo Igualitario con su alumnado y mucho menos con la comunidad (no dándole cabida en los procesos educativos), desarrollando su práctica educativa alejada de la realidad inmediata del alumnado. Afortunadamente, también existe mucho personal docente que sí parte de un Diálogo Igualitario con su alumnado para construir el proceso de enseñanza y aprendizaje.

En ambos casos nos encontramos frente a educadores y educadoras, pero tal y como Freire apuntaba ya a finales de los años 60, los primeros darían cuenta de una educación bancaria, mientras los segundos potenciarían una educación crítica y transformadora, tanto de las propias personas como de la realidad. Lo que necesitamos son educadores y educadoras que fomenten un mundo mejor y eso se construye a través del Diálogo Igualitario.

Portal de CdeA - Así como la MCC repiensa el lugar social del investigador, minimizando las relaciones de poder, uno de los retos de la Educación hoy es justamente el de repensar el papel del profesor como autoridad máxima y poseedora de todo el saber que debe ser transmitido. ¿Cuáles son las principales acciones promovidas por los centros educativos estudiados por el CREA que han mostrado buenos resultados en este sentido: minimizar las relaciones de poder y entender el conocimiento como construcción colectiva?

Aitor Gómez - Ciertamente, la Metodología Comunicativa trata de minimizar las relaciones de poder, busca el consenso a partir de pretensiones de validez, siempre teniendo en cuenta las estructuras de poder en las cuales nos encontramos inmersos. La interpretación de la realidad siempre se lleva a cabo en un plano de igualdad, de manera compartida.

En los centros que son Comunidades de Aprendizaje con los que hemos trabajado en las últimas décadas, se puede constatar que buscan también minimizar también esas relaciones de poder. El profesorado que aplica Actuaciones Educativas de Éxito en esos centros educativos juega un papel totalmente diferente al rol del profesorado como posesor de todo el saber y autoridad. La propia organización del centro es democrática, dando voz a todas las personas que quieren participar del proyecto educativo mediante, entre otras actuaciones, las comisiones mixtas de trabajo.

El Modelo Dialógico de Prevención y Resolución de Conflictos también genera un clima de trabajo y convivencia cada vez más alejado de las relaciones de poder en  estos centros. Las interacciones que se producen bajo este marco buscan la construcción colectiva de la realidad y lo hacen de manera crítica, mediante un diálogo igualitario e intersubjetivo que fomenta a igualdad en contra de las relaciones de poder.

Portal de CdeA - En los últimos años, usted ha coordinado una investigación, EDUFAM, sobre los impactos de la Participación Educativa de la Comunidad y de la Formación de Familiares en las Comunidades de Aprendizaje. ¿Cuáles son los principales resultados de esta investigación y qué aspectos le gustaría destacar para las escuelas que están implementando estas AEEs?

Aitor Gómez - Después de tres años de trabajo, los resultados han sido extensos y muy positivos. Me gustaría destacar tan sólo las características de la Formación de Familiares con impacto positivo extraídas del trabajo directo con familiares de 8 centros que funcionan como comunidades de aprendizaje en 5 comunidades autónomas españolas: participación de las familias en la toma de decisiones; liderazgo dialógico; representatividad de los colectivos vulnerables entre los/las participantes en la formación y promoción de la diversidad en los programas formativos; estrategias para facilitar la conciliación familiar; éxito educativo de los hijos/as como objetivo explícito de la formación; fomento del aprendizaje instrumental; altas expectativas hacia las personas participantes; formación basada en evidencias científicas; climas positivos de aprendizaje; fomento de la solidaridad; acreditación de los conocimientos adquiridos a través de titulaciones; apoyo a los centros educativos y alianzas con otros servicios y agentes del entorno; implicación por parte del equipo directivo y del profesorado.

Portal de CdeA - En los últimos 15 años, Brasil ha ampliado el número de personas pobres, negras, indígenas, en fin, de minorías étnicas y culturales, en la Universidad. Son personas que dejan de ser los habituales "objetos de estudio" para convertirse en investigadoras, autoras, productoras de conocimientos académicos, literarios, etc. En este contexto, surge una necesidad no sólo de valorar sus identidades culturales, sino también de repensar los propios currículos escolares para incluir estas voces académicas que parten de nuevos puntos de vista y vivencias. ¿Hay una discusión en este sentido en el CREA, dentro de la Metodología Comunicativa? ¿Cómo piensas este tema?

Aitor Gómez - El tema de la inclusión de la diversidad cultural dentro del currículo es un tema de gran importancia y gran actualidad. Es un tema que ha sido y es centro de interés de nuestro trabajo. Dentro de los principios del Aprendizaje Dialógico encontramos la “Igualdad de Diferencias”, que da respuesta directa a esta cuestión, ya que se plantea el tratamiento de la diversidad desde la igualdad. La inclusión de este principio en el currículo tendría un enorme efecto positivo sobre el tratamiento de la diversidad.  

La aplicación de Actuaciones Educativas de Éxito y en concreto las Tertulias Literarias Dialógicas son un claro exponente de cómo trabajar esa diversidad, superando además el elitismo cultural que impregna ciertas prácticas educativas. Personas que habitualmente han sido “objeto de estudio”, procedentes de diversos contextos y culturas, sin un bagaje académico, se enfrentan a la lectura y debate de clásicos de la literatura universal. Son un claro ejemplo de cómo superar discursos reproduccionistas en educación y un claro exponente de transformación personal, social y educativa.

También desde la metodología comunicativa se fomenta romper con el elitismo, pero en este caso el relativo al sujeto investigador conocedor de la realidad y el objeto de estudio (es decir, las personas participantes). La MCC fomenta la fuerza de los argumentos y no el argumento de la fuerza, al igual que sucede en las Tertulias y tiene muy en cuenta el principio de diversidad cultural orientado a la igualdad.

En CREA hemos tenido y tenemos equipos de investigación multiculturales, que han logrado mejorar el acceso de las minorías no solo a la Universidad, sino a proyectos de investigación con impacto social. Trabajando de manera conjunta personas de diferentes culturas, religiones, formas de vida… y aplicando los principios de la metodología comunicativa en las investigaciones llevadas a cabo desde hace más de 25 años, hemos logrado romper con muchos estereotipos y fomentar la presencia de minorías en la Universidad.

Para saber más, acceda a los artículos disponibles en la biblioteca del portal:

Metodología Comunicativa Crítica: transformaciones y câmbios en el s. XXI, de Aitor Gómez

Beyond Action Research: the communicative methodology of research, by Aitor Gómez, Carmen Elboj and Marta Capllonch



 

Deje su comentario